ovejaSi bien no existe certeza ni prueba que permita concluir que se trató de robo de ganado, lo cierto es que en el establecimiento ganadero “Valle Chico” los propietarios detectaron un faltante de 1500 ovejas cuando se disponían a proceder a la esquila.
Esta situación de un faltante tan significativo de animales motivó a la dueña del campo a realizar una denuncia en el Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn, donde quedó efectivamente radicada tal presentación, donde se detalla tal irregularidad detectada días atrás.
El establecimiento ganadero “Valle Chico” se encuentra ubicado a la vera de la Ruta Nacional Nº 3 y está a pocos metros del Centro de Educación Socio Educativo (COSE), en el tramo que se encuentra entre las localidades de Puerto Madryn y Trelew.
Días atrás, la dueña de dicho establecimiento, Mabel Elías, se presentó en las instalaciones del Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn, donde realizó la correspondiente presentación en la que denunció haber registrado un faltante de 1.500 cabezas de ganado.
“Hace aproximadamente dos semanas, cuando voy a juntar el ganado ovino a los fines de esquilar, me sorprendo al descubrir el faltante de aproximadamente 1500 cabezas de ganado”, denunció la mujer en la Fiscalía de Puerto Madryn.
En la presentación, la denunciante aclaró que del total de 1500, aproximadamente 500 fueron ovejas atacadas por jaurías. “Quiero aclarar que parte de los animales fueron matados por perros. He llegado a encontrar hasta 30 perros en mi campo, los que mataron aproximadamente 500 cabezas desde una esquila a la otra”, puntualizó la dueña del campo en la denuncia radicada en la fiscalía local.
Según Mabel Elías, la presencia de estos perros se debe a que lindante a su campo se estableció un basurero, lo cual genera una concentración importante de perros en el lugar.
Si bien no acusó directamente al personal que se desmpeña en la obra de la penitenciaría que se encuentra lindante a su establecimiento ganadero, afirmó que observó la construcción de un corral y también detectó movimiento de vehículos y huellas de ruedas en su campo.
“Quiero aclarar que en la obra de la penitenciaria que está lindante a mi campo han construido un corral, que no se si al día de la fecha el mismo sigue estando. En el lugar hubo movimiento de vehículos en el que se puede trasportar ganado, porque están las huellas”, declaró en la denuncia radicada en la fiscalía.

Antecedentes y anuncios

La problemática planteada por los propietarios de campos a través de denuncias formales ante la Justicia, parece estar dentro de la agenda de los funcionarios, más allá de que no se registren cambios significativos hasta la fecha, si nos atenemos a lo ocurrido.
El 21 de septiembre pasado, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Norberto Yahuar, anunció la firma de un acuerdo con la Corporación de Fomento del Chubut y la secretaría de Seguridad y Justicia provincial, para brindar asistencia y herramientas que permitan afrontar problemáticas como el aumento del delito de abigeato en zonas rurales.
Dicha rúbrica se realizó en oportunidad en la que Yahuar firmó un convenio con productores agropecuarios para la reactivación de las cuencas lecheras de Chubut, con el que busca también darle impulso a la matriz productiva de la provincia.
La iniciativa fue formalizada a partir de un acuerdo que Yauhar selló con el presidente de la Federación Cooperativas Federadas (FECOFE), que nuclea a productores de Federación Agraria, Isaías Ghio, el titular del Movimiento Argentino de Jóvenes Agrarios (MAJA), Esteban Motta, y el intendente de Gaiman, Gabriel Restucha.
Otro antecedente de preocupación por robos de ganado que se registró recientemente fue el de una banda
que comercializaba lo sustraído para luego adquirir drogas y comercializarla en el mismo Valle, desbaratada tras unos 4 meses de investigación el pasado el 28 de agosto y liberada por el juez Darío Arguiano haber cometido ”delitos menores”.